+34 665 006 913 sokomoso@gmail.com

La preciosa boda de Vero y Nacho en la Finca La Planta

Resulta curioso dar con un lugar tan especial hoy en día como es el caso de la finca privada «La Planta», un lugar maravilloso a solo unos minutos de las famosas Bodegas Arzuaga, en Valladolid. Los bosques españoles, su fauna y flora se ven cada vez más limitados por la acción humana, pero, lejos de pensar en su completa extinción, se erige en este lugar una gran encina milenaria que ha vivido más historias que cualquiera de los seres vivos que habitamos la tierra hoy en día.

Una encina de descomunales proporciones situada en los jardines de una casa de campo de estilo provenzal del S.XVIII

Al entrar al complejo, ya comienzas a sentir una gran paz y belleza, rodeada de campos de cultivo y viñedos, plantas y flores de todos los colores. A medida que te vas adentrando en los jardines, comienza a verse el árbol. De lejos, parece que se trata de una encina convencional, pero a medida que te vas a cercando, puedes oler la historia y admirar la cantidad de ramas que se entrelazan, formando una copa enorme, como el techo de un hogar.

Estar bajo el árbol es como volver a tu hogar, arropado por cada rama

Enseguida entendí por qué Vero y Nacho habían elegido este sitio para casarse. Me pregunté ¿Cuántas historias de amor y desamor habrá visto este ser vivo? Qué testigo tan bonito de vuestro amor.